¡Alivia el dolor! Técnicas para eliminar contracturas

En ocasiones cuando te levantas o terminas el día ¿sientes dolor en los músculos y no puedes enderezar o girar tu cabeza?

Un músculo en estado normal se contrae y distiende, pero en ocasiones no consigue relajarse y permanece contraído, lo cual genera un abultamiento que genera lo que le llamamos contractura o espasmo muscular. Además puede afectar los músculos adyacentes creando más contracturas. ¡Aquí aprenderás cómo eliminarlas!

Causas de una contractura.

  • Sobre esfuerzo en el músculo, sobre todo cuando no lo calentaste antes.
  • Sedentarismo.
  • No tomar suficiente agua.
  • Estrés o ansiedad.
  • Mala postura al sentarte o dormir.
  • Traumatismo por lesión en la zona.
  • Mala alimentación: Falta de proteínas.

¿Cómo aliviar la contractura?

Ahora que ya sabes lo que es y cómo se genera, y si las contracturas o tensiones musculares forman parte de tu día a día, necesitas aprender a combatirlas sin necesidad de medicamentos.

Por lo que te brindamos estos ejercicios y consejos para eliminarlas que no te tomarán mucho tiempo.

  1. No fuerces el músculo, trata de guardar reposo todo lo posible para que no causes más daño.
  2. Baños con agua caliente: Ayudan a reducir el dolor y relajar el músculo, te recomendamos mantener la zona afectada bajo el agua caliente entre 5 y 10 minutos dos veces al día.
  3. Realizar ejercicios para cada zona.

Tensión en la espalda. 

Ejercicio 1.
Párate derecha, levanta los brazos y llévalos detrás de la cabeza.
Después inclínate hacia atrás y la espalda deberá formar un arco.
Regresa a la posición inicial y repite 5 veces.

Ejercicio 2.
Párate derecha. Pon las manos detrás de la cabeza.
Inclina el torso hacia la derecha. Al mismo tiempo, lleva la mano izquierda hacia el lado derecho.
Regresa a la posición inicial y realiza el ejercicio hacia el lado opuesto, haz 4 repeticiones hacia cada lado.

 

Dolor de cuello y hombros.

Ejercicio 1.
Párate derecha, con los pies a la anchura de los hombros.
Después coloca las manos sobre la cintura, inclina la cabeza hacia adelante, y luego llévala atrás.
Repite el ejercicio 8 veces.

Ejercicio 2.
Inclina el cuello hacia la derecha, luego hacia la izquierda.
Si te resulta difícil, ayúdate con las manos: esto aumentará el estiramiento de los músculos, permanece en la posición “inferior” durante 10 segundos de cada lado.

Para el estrés.

Es un ejercicio muy completo que además te ayudará a tener movimiento en todo tu cuerpo, y lo realizas en 4 sencillos pasos:

  1. Párate derecha, junta los pies, cierra los ojos y relájate, respira despacio.
    Mantén la cabeza recta, en una posición natural, sin tensión y deja que los brazos caigan libremente a lo largo del cuerpo.
  2. Llevando los hombros hacia atrás y hacia abajo, haz un movimiento, como si te estuvieras quitando algo de los hombros, luego lleva el peso del torso hacia la pelvis. Intenta relajarte y sentir la fuerza de los músculos de tus piernas.
  3. Busca el balance, lo lograrás cuando toda la tensión desaparezca, mientras lo haces, relájate, no hagas movimientos innecesarios ni pienses en nada durante el ejercicio. Trata de mantenerte en esta posición durante 5 minutos.
  4. Al finalizar, masajea suavemente tu cara, el cuello y el área del escote.

Como ves los ejercicios son muy sencillos y puedes realizarlos en cualquier momento que sientas tensión, además de ser muy simples por lo cual no generarás ningún dolor adicional.
En caso de existir un dolor muy fuerte consulta primero a un profesional para que revise el área afectada y te diga si puedes realizar estos ejercicios.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario